Primeramente me gustaría decir que para nada me agrada que la base de las nuevas tendencias relacionadas a la tecnología sean tomadas por palabras «gringas» (home office), pero bueno, ese ya es un tema personal.

Home Office .- trabaja desde casa.

Así de simple y, aunque parezca sacado de un libro de ficción, se ha convertido en una alternativa laboral ya implementada en algunos países desarrollados.

«1 de cada 5 puestos en EU utiliza ésta metodología de trabajo»

De acuerdo a un estudio de Telework Research Network

Hace 20 años (al menos en mi México querido) no pasaba por la cabeza de nuestros padres ni por 1 segundo que estaríamos en casa, sentados frente a un ordenador realmente ganando dinero. La cultura de empresa – jefe – empleado – salario estaba realmente conectada a la actividad física que, de entrada, era llegar a tu oficina o empresa literalmente «caminando».

Evidentemente los avances tecnológicos y, las nuevas generaciones han permitido que hoy en día esta alternativa sea positivamente implementada. También los empleados han evolucionado e incluso se han generado empleos nuevos que (aunque parezca extraño) no se podrían haber inventado sin la era del Internet, por ejemplo: Blogger, Vlogger, Comunity Manager, SEO, BOT (sarcasmo), etc.

Antes de comenzar a enlistar algunos de los grandes beneficios del home office, me gustaría subrayar algunas características esenciales que debería tener o desarrollar alguien que desea o está a punto de trabajar así, ya que sin ellas el home office simple y sencillamente no sería eficiente ni productivo: Ser Autodidacta y Auto dirigido, ser responsable y disciplinado y por último aunque no menos importante: contar con una excelente conexión a internet.

Trabajar desde casa nos permite:

  • Olvidarte del tráfico, las calles llenas de carros y el estrés por llegar al trabajo temprano.
  • Horarios flexibles
  • La  tranquilidad de estar en tu hogar, incluso cuidar a tus hijos, o bien… trabajar desde cualquier lugar con conexión a internet.
  • El ahorro en gasolina y tiempo, se podría «compensar» con el gasto que tendrías que hacer para tener un equipo y una conexión de banda ancha ideal.
  • No tener un jefe y poner tu propio negocio desde casa.

También hay que entender que hay muchos empleos dónde no hay forma de aplicar el home office (al menos por lo pronto), y se requiere la mano de obra y estar presentes físicamente. Además, es necesario que cada país comience a generar la regulaciones necesarias ante los patrones, para que dicho empleo sea considerado como una alternativa legal y fundamentada.

Me da mucho gusto y aplaudo a aquellas empresas que teniendo la infraestructura necesaria están apostando a éstas nuevas alternativas laborales. El pasado ya pasó, este es el futuro y la única forma de poder ser parte de él, es innovando y sumando mayores oportunidades laborales a quienes realmente lo merecen.

Ya por último les comparto un post de mi compañera Daniela que aborda desde otra perspectiva «El Empleo» y nos muestra la otra cara de la moneda, relacionada a la tecnología, la sociedad y una cruda realidad que nos podría sobre pasar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here