‘Changes’: Justin Bieber regresa al tope de las listas con su nuevo y homogéneo álbum

Producido por Poo Bear, Bieber vuelve con una nueva producción discográfica que parece no ofrecer un sonido innovador.

65

Hace unos días, Justin Bieber publicó Changes, que le sigue a Purpose. Anunció su lanzamiento el año pasado durante el Festival Coachella, luego de compartir tarima con Ariana Grande al cantar Sorry.

El disco fue producido por Poo Bear junto a Boi-1da, quienes son conocidos por producir a otros conocidos artistas como Drake, Nicki Minaj, Eminem, etc. También cuenta con colaboraciones de artistas contemporáneos como Quavo, Kehlani, Lil Dicky, Travis Scott, Clever y Post Malone.

changes

Changes posee 17 canciones, incluyendo un remix del sencillo Yummy, hecho por Summer Walker. El otro sencillo fue Get Me con Kehlani.

El álbum, en líneas generales, tiene un sonido fresco y común de Billboard. Cuenta con sintetizadores, guitarras que recuerdan a Nile Rodgers, y unas vibras algo tropicales. También muestra una base rítmica similar a la del género trap, aspecto que Bieber ya venía trabajando desde Purpose.

Este estilo podría considerarse como Moombathon, ya que fusiona el pop con elementos de otros géneros como el dancehall, dembow y reggeaton, cuyos sonidos siguen siendo tendencia en gran parte de la música actual.e

Estos son algunos de los temas que nos trae ‘Changes’

El track que da inicio a Changes es All Around Me, una canción lenta y sin percusión, lo cual es algo esperado en una producción comercial. La instrumental se basa en guitarras y sintetizadores, creando una atmósfera de balada pop. Esto da oportunidad al cantante de lucir su voz, que sin duda es uno de los mejores aspectos de la producción musical del álbum.

A All Around Me le siguen canciones como Habitual y Come Around Meque mantienen el mismo tono relajado y «chill» de la primera. Este sonido se mantiene en el resto del disco, con otros tracks como E.T.A, Confirmation, That’s What Love Is, que incluyen guitarras folk, algo que Bieber no utilizaba desde su disco Believe.

Las colaboraciones del álbum no rompen tampoco con los aspectos anteriormente mencionados, salvo Intentions con Quavo y Forever con Post Malone y Decker. La voz de Malone aporta diferencia al sonido y las rimas de Quavo dan ritmo. Podría considerarse que son las únicas canciones realmente «distinguibles» dentro del disco, ya que en líneas generales suena muy homogéneo.

Como conclusión, Changes de Justin Bieber responde a la fórmula perfecta que nace de mezclar al pop con R&B y sonidos latinos, una tendencia que nació alrededor de 2008 y se mantiene en el mercado. El disco parece no ofrecer nada innovador en su sonido, y se mantiene igual durante las diecisiete canciones que lo conforman, tanto en la música como en sus letras.

También podría interesarte: 45 años de «Rock N’ Roll»: Caos y descontrol en una mítica producción de John Lennon

Para ser un sucesor de Purpose, realmente no aporta nada nuevo, y podría decirse que no es tan divertido o interesante de apreciar.

Y tú, ¿ya escuchaste Changes? ¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión en los comentarios!

Comentarios