Muere Joel Schumacher a los 80 años: mucho más que Batman

Conocido por grandes obras como 'A time to kill', 'The Lost Boys', 'Flatliners', '8MM', entre otras.

12

Pocos días antes del 25 aniversario de su Batman Forever, llega la noticia de que el lunes 22 de junio de 2020, el director, guionista y productor Joel Schumacher falleció a la edad de 80 años en la ciudad de Nueva York, su ciudad natal, después de un año de lucha contra el cáncer.

A mediados de los 90, el difunto Schumacher tomó las riendas de la franquicia de películas de Batman de Warner Bros. tras el éxito en el público y la crítica de las dos películas de Tim Burton, Dark Knight.

Lanzada el 16 de junio de 1995, Batman Forever, la primera película de la serie que dirigió, fue protagonizada por Val Kilmer, Tommy Lee Jones, Jim Carrey y Nicole Kidman y recaudó más de 300 millones de dólares en todo el mundo.

En 1997 dirigió su segunda y última película de la serie, Batman & Robin, protagonizada por George Clooney en el papel de Batman, Arnold Schwarzenegger (Mr. Freeze) y Uma Thurman (Hiedra Venenosa).

Rechazado por la crítica como a su predecesor, Batman & Robin se aparta de la oscura visión de Burton (productor de Batman Forever) por un tono decididamente campal; a pesar de todo, recaudó 238 millones de dólares.

Sin embargo, más allá de las «mal» recordadas Batman Forever y Batman & Robin, hay muchas otras películas del director por la que merece se recordado y homenajeado.

Joel Schumacher en sus inicios

Schumacher nace en New York el 20 de agosto de 1939 huérfano de madre a los 4 años, empieza estudiando no cinematografía sino moda. Estudió en el Parsons The New School for Design y en The Fashion Institute of Technology de su ciudad natal. Hizo algunos trabajos en el mundo de la moda para luego conseguir su pasión en el cine. Se muda a Los Ángeles y comienza a trabajar en la película Sleeper (1973) dirigida por Woody Allen.

Para 1976 realiza su primer guion para una película llamada Car Wash con escaso éxito, a la que seguiría The Wiz (1978) donde igualmente no se destaca.

Joel Shumacher como director

Su debut como director para cine llega con The Incredible Shrinking Woman (1981), una comedia que se mezclaba con ciencia ficción, donde una mujer que había sido expuesta a una serie de químicos comenzaba a hacerse cada vez mas y mas pequeña; esta seria una adaptación de The Incredible Shrinking Men (1957) dirigida por Jack Arnold pero ahora protagonizada por una mujer. Antes había dirigido dos películas de bajo presupuesto para televisión: Virginia Hill (1974) y Amateur Night at the Dixie Bard and Grill (1979).

Básicamente en los años 80, Schumacher transitó por dos géneros como director: la comedia y el terror. Logrando unirlas en una de sus principales obras como fue The Lost Boys (1987) donde dos hermanos que se acaban de mover a un pueblo descubren que el mismo esta infestado de vampiros. En esa década también vio luz D.C. Cab (1983) una comedia protagonizada por Mr. T, igualmente de esta época es St. Elmo’s Fire (1985) un drama romántico de un grupo de universitarios que están ya por graduarse y Counsins (1989) una comedia romántica.

Para los años 90 hubo un cambio en la línea de Joel Schumacher incursionando en el thriller y teniendo varios éxitos importantes.

Flatliners (1990) donde se mezcla la ciencia con el suspenso al tratar de averiguar que hay después de la muerte. The Client (1994) protagonizada Susan Sarandon Tommy Lee Jones y basada en el libro de John Grisham del mismo nombre, fue muy bien aceptada por la crítica. 8mm (1999) protagonizada por Nicolas Cage donde éste interpreta a un detective privado que debe descubrir si una cinta de película es auténtica o no. También de este época es Flawless (1999) protagonizada con Robert De Niro, una comedia con mezclas de drama de un ultra-converservador interactuando con un travesti que lo ayudará a recuperarse.

De los años 90 también pertenecen las ya comentadas Batman Forever y Batman & Robin, las cuales rompían la línea con la que se había hecho conocer durante esos años y más aun con la línea que traían las películas de este superhéroe ya probadas y aceptadas por el público de Tim Burton.

Mención muy aparte de esta década son sus dos obras maestras: Falling Down (1993) y A Time to Kill (1996)

La primera protagonizada por Michael Douglas donde un hombre ordinario frustrado con las diversas fallas que ve en la sociedad comienza a atacarlas psicótica y violentamente. La crítica tuvo una reacción tibia con la cinta pero la audiencia la amó y aun hoy es recordada y buscada para disfrutar, quizás por su temática más que vigente. La película concurso además en el Festival de Cannes.

El New York Times dijo que la película:

Ejemplifica un tipo de película pop esencialmente americana que, con habilidad e ingenio, saca a relucir actitudes estereotipadas a la vez que las explota con un efecto insidioso. Falling Down es brillante, casualmente cruel, moderno y sombrío. A veces es muy divertido, y a menudo desagradable en la forma en que manipula los sentimientos más oscuros de uno.»

La segunda, A Time to Kill protagonizada por unos jóvenes Matthew McConaughey (desconocido para la época), Sandra Bullock y Samuel L. Jackson dan vida nuevamente a una novela de John Grisham donde en Cantón, Mississippi, un joven abogado intrépido e ingenuo y su asistente defienden a un hombre negro acusado de asesinar a dos hombres blancos que violaron a su hija de diez años, incitando a una retribución violenta y a la venganza del Ku Klux Klan. De nuevo la crítica fue indiferente para con la película pero el público la ovacionó y la sigue ovacionando.

Para el 2000, Joel Schumacher vuelve a reinventarse ahora con una cinta de guerra llamada Tigerland que tendría también una importante aceptación en el público, narrando la historia de un campo de entrenamiento antes de ir a luchar a Vietnam.

Otras películas de ésta época son: Bad Company con Anthony HopkinsPhone Booth (volvería a darse el apoyo del público y no de la crítica), Veronica Guerin con Cate BlanchettBlood Creek, Twelve, The Number 23 quizás la primera y única película de Jim Carrey en un papel dramático, la aplaudida por la audiencia The Phantom of the Opera (2004)  y su última dirección en una película: Trespass con Nicolas Cage y Nicole Kidman.

Como dato adicional, Schumacher dirigió un par de episodios de «House of Cards» en 2013, y en 2015 produjo la serie «Do Not Disturb: Hotel Horrors«.

Camerimage, el Festival Internacional de Cine del Arte de la Cinematografía, otorgó a Schumacher un premio especial en 2010. También recibió el Premio al Colaborador Distinguido en los Premios del Gremio de Diseñadores de Vestuario en 2011.

También te pudiera interesar leer: Fallece Sir Iam Holm  a los 88 años.

Schumacher en la música

Joel Schumacher también incursionó en la dirección de video clips musicales y ciertamente no fueron triviales, además de participar activamente en el Soundtrack de varias de sus películas, especialmente The Phantom of the Opera.

Dirigió dos video clips de INXS, Devil Inside que es un video musical y Kick: The Video Flick que es un video documental de la misma banda.

Dirigió Heaven Help video de Lenny Kravitz, Kiss from a Rose de Seal  y otro video documental de INXS llamado I’m Only Looking: The Best of INXS.

Sin duda para los cinéfilos y hasta para los amantes de la música la partida de Joel Schumacher es una pérdida que se hará sentir.

Comentarios