‘1917’, Una película minimalista, cruda y real que podría convertirse en un clásico

El primer trabajo como escritor del afamado director Sam Mendes, que ya había ganado un Oscar por Belleza American (American Beauty)

44

Samuel Alexander Mendes tiene una mezcla bien particular de razas en su sangre. Nació en 1965, de madre inglesa y padre trinitario, pero con ascendencia portuguesa e italiana. Estudio en Cambridge y ha incursionado en el teatro y en el cine, siendo esta última donde ha despuntado como mejor director en los Oscars por su trabajo en American Beauty, mejor director en los Globos también por American Beauty, así como también en los Tony donde ganó como mejor director por The Ferryman. Esta influencia inglesa para mi está más que clara al hacer esta película, donde en los pocos diálogos sabe mantener las características de un inglés y se respira algo de cine inglés.

Poster de American Beauty, con el que Mendes ganó su primer Oscar a mejor director.

Inspirándose en las vivencias de su abuelo (materno) que vivió la Primera Guerra Mundial, como mensajero y soldado, Mendes, escribe y dirige esta película que trata sobre, quizás, la mas cruenta de las batallas de la humanidad. Su abuelo Alfred, entró en la WWI con 16 años en 1916, y tuvo una gran ventaja que fue su baja estatura, que le permitió pasar por las trincheras y por la niebla del invierno sin mayores problemas para llevar mensajes de un asentamiento a otro. Su abuelo no habló nunca de lo que vivió en esa Guerra hasta pasado sus 70 años de edad.

Abuelo de Sam Mendes, sobre el que se inspiró para escribir 1917

La Primera Guerra Mundial o la Gran Guerra como fue conocida hasta que se desató la Segunda Guerra Mundial fue un conflicto bélico que atrajo a todas las potencias industriales y militares del momento. Se desarrolló desde el 28 de julio de 1914 hasta el 11 de noviembre de 1918 y básicamente fue disputada entre las potencias centrales: Imperio Alemán, Imperio Astro-Húngaro e Italia, a los que luego se les unió el Imperio Otomano y el Reino de Bulgaria; contra el Triple Entente, conformado por Reino Unido, Francia y el Imperio Ruso, uniéndose a estos después el Imperio de Japón y los Estados Unidos.

Sam Mendes

El cine en general se ha basado en la Segunda Guerra Mundial y en Vietnam para tratar o inspirarse cuando quiere mostrar los temas bélicos. Sin embargo, la Primera Guerra Mundial, aunque pasa muchas veces por debajo la mesa, no fue cualquier confrontación, por algo recibe el nombre de Gran Guerra.

En esta guerra murió el 1% de la población mundial. Los países que participaron perdieron entre el 10 y el 15% de su población, donde además se debe tomar en cuenta que era su población más productiva para ese momento: hombres entre los 17 y 35 años. Esta guerra comenzó con una gran matanza ya que algunos países, como Francia, entraron a la batalla como si siguieran en el Siglo XIX. Mientras que otro como Alemania, desplegaron una tecnología militar de punta logrando en una sola batalla el 22 de agosto de 1914, por ejemplo, 27.000 bajas en las filas contrarias.

Comento esto para tener una idea de lo cruenta que debió ser esta batalla, una mezcla de modernidad y barbarie pero en la guerra, donde además no solo se peleaba contra las balas sino contra las enfermedades.

Y así arranca la cinta ‘1917’ de Sam Mendes…

La película empieza el 6 de abril de 1917, el día en que los Estados Unidos entran en la Guerra y además contra los alemanes. Sin embargo, la trama se centra en mayor medida en ver soldados ingleses contra soldados alemanes. Y debo decir que muchas cosas que parecen triviales, luego de un examen cuidadoso, tienen su razón de ser y su lugar en una película como ésta, y traigo a colación algo trivial como esta fecha al inicio de la película, para explicar lo que digo.

Seguramente el común de personas que vea esa fecha no sepa a que se refiere, seguramente sea una fecha más. Aun así, para esa batalla no fue trivial esa fecha, pero lo otro que es importante acotar es que los soldados tampoco sabían que estaba sucediendo ese día, que en esa fecha estaban llegando los norteamericanos a unirse a la lucha. Y esto para mi tiene dos funciones: la primera es empezar a contextualizar lo que vas a ver en el sentido de que la información es vida (la trama de la película es precisamente llevar información de un sitio a otro) pero entender que no estas en el siglo XXI, sino que estas en una época donde la información viaja de manera muy diferente.

Pero la segunda función de dicha fecha (como otros muchos ejemplos que hay) es meterte de una vez, invitarte de una vez, a que vas a vivir no solo el tema de la información, sino a vivir todo lo que ellos van a vivir en un par de días de guerra. Si, es 16 de abril, pero, así como tú no sabes que ese día se les unía un gran aliado, los saldados tampoco lo sabían, sino hasta meses después, tu vas a vivir la desinformación y muchas más cosas con ellos.

Plano secuencia y Efectos Especiales en ‘1917’…

1917

Y aquí quiero entrar de una vez en una de las controversias de la película, el uso del plano secuencia (un plano secuencia es, en el cine y la televisión, una técnica de planificación de rodaje que consiste en la realización de una toma sin cortes durante un tiempo bastante dilatado, pudiendo usar travellings y diferentes tamaños de planos y ángulos en el seguimiento de los personajes o en la exposición de un escenario). Y no es que el plano secuencia este mal hecho, sino que no es una técnica nueva y además, aunque pareciera que la película fue hecha en dos tomas, lo que sucede es que se usaron efectos especiales para empatar varios planos secuencias y dar esa sensación.

También podría interesarte: El Spider-Verse con Sony podría llegar muy pronto

Por este trabajo se le dio un Oscar por efectos especiales. He leído criticas donde se habla de que el CGI para unir los diferentes planos secuencias es obvio, incluso hay gente que dice que se duda que haya realmente un plano secuencia, ya que todo pudo ser CGI. Yo realmente no puedo dar fe como especialista en el medio y menos aun de los efectos especiales de que sea una u otra cosa, pero lo que si puedo dar fe, es que en mí, el plano secuencia y el CGI generaron un efecto no solo de excitación como pudo ocurrir en Avengers Endgame (en este caso solo por efectos especiales), y es que este plano secuencia genera un efecto de acompañamiento, de seguimiento, de vivencia muy único, muy cercano a lo que se está viviendo en la película.

Quien haya visto Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) también habrá sentido esa sensación de agobio de estar recorriendo por los camerinos y corredores de un teatro, detrás de los diferentes actores. Ahora imaginemos eso entre ratas, barro y disparos. Para mi la sensación, el efecto, es absolutamente único.

1917
El color cálido de la escena, de noche, en la ciudad en ruinas, no se logra con CGI sino mezclando ciertos elementos con las bengalas que fueron lanzadas y que fueron llevadas en cables para crear las sobras y luces deseadas.

Toda la introducción a este artículo tiene que ver con nutrir al que lea estas líneas, antes o después de ver la película, del contexto que la rodea. De entender que en esta guerra, el uso de un radio fue algo que entró mucho después, que dar una ración de whiskey a las tropas o de vino era, no normal, sino necesario y solicitado por los soldados (como se ve en varias tomas), que la guerra de trincheras era tan peligrosa dentro como fuera de la trinchera, porque fuera de la trinchera estaba el enemigo humano y dentro estaban las enfermedades, las ratas, el barro, etc. Todo eso se puede ver en la película.

Poster oficial de la película

Una película minimalista…

Si tuviera que describir la película en una sola palabra diría que es: minimalista.

Me impacta como, me imagino que, por su educación inglesa en parte, puede mostrar tanta crudeza y a la vez tanta limpieza en la imagen, tanto orden. Y por eso también estoy de acuerdo con el Oscar a la mejor fotografía.

La película no puede ser mas simple en su premisa, una misión y realmente no hay nada mas que hacer más allá de esa misión, no hay giros inesperados o sospechosos (un infiltrado, un amor en líneas enemigas, etc.). En una película de guerra, solo hay ante la cámara 4 muertes, muchísimos cadáveres y heridos, pero solo 4 muertes. Hay escenas donde uno solo ve un campo verde y espectacular, incluso una vaca pastando, dos soldados y una o dos humaredas al fondo y solo eso te genera una aprensión de que estas en el ojo de la tormenta y pronto todo va a estallar sobre ti.

Quizás una de las escenas más gráficas para mi de la crudeza de la guerra en esta película, no fue la de balas destruyendo cerebros o bombas volando extremidades, no; fue la de un soldado con una mano herida que tratando de salir de una trinchera le hunde esa mano por completo en el estomago a un cadáver que ya esta en proceso de descomposición.

Todo lo anterior lo digo para demostrar el concepto minimalista de la película, hasta un poco de cine inglés, donde no hay grandes escenas estilo Dunkirk de cientos o miles de hombre en una cruenta batalla, ni siquiera grandes movilizaciones de artillería. Pero aun así al acompañar a los soldados por donde están pasando entiendes que eso no es un juego, están por perder la vida.

Me viene a la mente una escena, faltando quizás unos 20 minutos para terminar la película, donde la cámara se eleva y deja ver que vas a entrar de nuevo a una trinchera. Y la trinchera esta blanca de cal, perfectamente hecha, es sencillamente una toma espectacular, minimalista, simple, pero a la vez cruda y fría.

Son hombres caminando para morir (más sabiendo lo que ya sabes en ese momento de la película) por barro y tierra, gente llorando o incluso en shock porque están por enfrentar al enemigo. Si bien es una película de guerra y creo que no obviaron nada (creo que lo contrario) tampoco creo que sobresaturaron nada y en eso ayudó el tema de que no habláramos de la Segunda sino de la Primera Guerra Mundial, no vemos ni una carnicería vikinga, tampoco una balacera del Día D, pero eso no quita que no se haya planteado la misma crudeza de la guerra.

1917

No hay música cuando estas en la guerra, solo el sonido de las balas…

Al salir de la película me llama la atención que no le presté atención a la música. El sonido es el de las balas, o el caminar de los soldados. Solo recuerdo dos escenas donde la música acompaña la acción. Del resto no hace falta, no hay música cuando estas en guerra, para mi es otro detalle en el que se cuidaron al tratar de hacer la experiencia que vives al ver la película. Que escuches lo que está pasando a tu alrededor, porque de ello depende tu vida. Por algo ganó mejor mezcla de sonido en el Oscar.

También podría interesarte: ‘Un Buen Día En El Vecindario’: Una maravillosa historia inspiradora

Yo considero que estamos ante una película que se volverá un clásico, no porque diga algo diferente de la guerra, sino porque te lleva y te hace vivir la guerra como quizás ninguna otra te lo ha hecho vivir. Nuevamente, no por los balazos y el fuego cruzado y ese disparar que tan común es en ese tipo de películas (que aquí por supuesto que hay escenas de este tipo) sino por mostrarte otro lado de la guerra, quizás el más común (seguramente en la WWI) pero igual de mortífero y terrible.

Los personajes son poco trabajados (es la primera impresión) pero el final deja claro que la película también trabajo en lo que la guerra produce en la gente, como los transforma. Quizás no valía la pena dar mas datos sobre los soldados que acompañaste porque de esta manera se vuelve mas claro que pudieron hablar de cualquier, no importa su pasado o de donde venía o que hacía, la guerra te cambia y te hace añorar lo que dejaste atrás.

Quiero terminar como terminó la película, o detallando como termina y empieza la película, debajo de un árbol. Señalando que para los protagonistas se cerró un ciclo y también para el observador que somos tu y yo.

Vean los detalles y disfrútenlos.

Comentarios