google

Un nuevo episodio de manejo informativo sacude a Google, esta vez por una demanda cuyos antecedentes datan del año 2016 y 2018, cuando se pudo comprobar que se recolectaron miles de datos con fines comerciales y publicitarios sin el consentimiento de los consumidores.

«Creemos que muchos consumidores, de haber tenido una opción informada, habrían rehusado a dar permiso a Google para combinar y usar tal gama de información personal para el propio beneficio financiero de la compañía», dijo el presidente de la ACCC, Rob Sims, en un comunicado oficial publicado durante el mes de julio en medios digitales. 

Google Ad Manager y Google Marketing Platform 

De acuerdo a lo expuesto por la ACCC, durante el 28 de junio 2016 hasta diciembre de 2018, Google presentó a sus usuarios una notificación emergente en la que pedía consentimiento para permitir la recolección de datos, los cuales además se almacenaron para usos de portales y aplicaciones de terceros. 

Los datos personales almacenados le proporcionaron a Google información valiosa, para refinar sus objetivos publicitarios en sus herramientas  Google Ad Manager y Google Marketing Platform.

Repensar el modelo de las noticias como prevención 

Como medida a la obtención engañosa de data, Australia le solicitó tanto a Google como a Facebook el pago por noticias. De esta forma, el país busca que se contrarreste el impacto de los buscadores y las RR.SS en el mercado publicitario y de medios.  

Para ello, el gobierno australiano ha ordenado la creación de un código de conducta obligatorio que deberá cubrir asuntos como el intercambio de datos, la clasificación y visualización de las noticias, el pago y el intercambio de los ingresos generados, indicó el jefe de la oficina del Tesoro, Josh Frydemberg, en un comunicado oficial.

Te puede interesar también: Google Stadia: 10 nuevos juegos llegan al catálogo de la plataforma

El escenario que enfrenta google nos hace pensar que los consumidores digitales, no hemos pensado asertivamente sobre el uso de nuestra información en los medios no tradicionales. Grandes escándalos han envuelto a Facebook y otras aplicaciones que evitan comprometerse con la recepción, procesamiento y venta de data para usos comerciales. 

Cada vez se hace más necesario una educación continua en materia informativa y también legislación vigente adecuada al uso de datos y los delitos virtuales. Nos encontramos en una era que nos invita a pensar en digital con todo lo que ello representa. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here