Adictos a la Cultura Pop

Lamb: ¿la sorpresa subestimada en el cine de 2021?

Una película que pudiera haber pasado debajo de la mesa y que varios la están considerando dentro del top ten del 2021.

36

Lamb es una película de la cual se debe sentir orgulloso gente como Martin Scorsese o el mismo Steven Spilberg, ya que supongo que a estas obras se refieren cuando hablan de verdadero cine y no de las películas de superhéroes de Marvel o DC. Lamb es una película compleja, yo diría que filosófica y muy particular, que uno debe estar preparado para ver. Si el espectador quiere sacarle provecho debe estar preparado para prestar atención y enfrentarse a un guion simple, pero con mucho que leer entre líneas, ya que, yo diría, que el 50% de la película debe armarla el mismo observador en base su interpretación.

Lamb es una obra de Valdimar Jóhannsson, oriundo de Islandia, y donde esta sería prácticamente su primera obra, al menos en el formato de largometraje. Su otra producción se llama Harmsaga y es un corto (drama-fantasía) del año 2008 con una muy buena crítica por parte de la audiencia y los especialistas (IMDb: 8.6/10). Jóhannsson es también el escritor de la obra en colaboración con Sjón otro islandés con varios proyectos para la televisión y cine de su país.

En esta obra, María e Ingvar, una pareja en un paraje espectacular pero solitario (que suponemos es Islandia), descubren un recién nacido dentro de su granja que significará o puede significar una maldición o una bendición, aunque ellos mismos no se den cuenta de las implicaciones y de como ha llegado hasta ellos ese recién nacido.

Lamb: más que crítica, comentarios

Cuando ví esta película, me suponía que muchos sentirían que esta es la producción por excelencia que se debe proyectar en un cine. Comentarios como los de Scorsese o Spielberg donde denigran de una película de acción o superhéroes porque eso no puede ser cine, me llevan a concluir que esta es el tipo de películas que ellos esperan ver continuamente en una sala de proyección. Lo cual para mi no tiene sentido, porque el que una película sea profunda o filosófica, no la hace mejor o peor que una película que sea hecha con el simple sentido de entretener o distraer.

El que una película se defina como buena o mala, creo que debe ir por un criterio de ser clara en lo que quiere y lo cumpla a cabalidad. En otras palabras, si una película es de acción y busca entretener, pues que lo haga y si es una comedia pues que nos haga reír, si eso lo logra y hay calidad en lo que se hizo, pues eso es una buena película.

Lamb

Entrando en lo que respecta a Lamb, esta es una película compleja y que no es para todo el público, ni para todos lo momentos. Esta película es, guardando las distancias, como leer La Iliada de Homero. Uno debe prepararse para ver lo que el director quiere mostrarte y en el caso concreto de esta película buscar entender o adaptar lo que ves como una simbología, entender las alegorías que te quieren presentar.

La producción de la película no es la mejor, si bien hay una fotografía esplendida, hay algunos planos que dejan mucho que desear, un mal manejo de las proporciones y relaciones te hace darte cuenta que algo no esta bien en el cuadre que se muestra.

Sin embargo, solo en un par de escenas uno puede notar esto (lo cual sigo sin entender porque se permitió siendo escenas de paisajes muy interesantes) pero que luego se compensa con otras de gran calidad, incluso dentro de casa. Juegos de sombras y objetos, donde hasta la mitad de la película no te dejan ver claramente al recién nacido, lo cual también puede ser entendido como otra alegoría.

En cuanto a la música en Lamb, acompaña a la trama sin ser especialmente exuberante pero lo suficientemente adecuada para crear el ambiente necesario para la trama. Además que en ocasiones marca un contraste tremendo entre lo irreal que estas viendo y las actuaciones de los protagonistas, donde uno no puede creer se estén lanzando por ese tobogán sin frenos y sin final.

También puede interesarte leer: Don’t Look Up: la nueva producción de crítica social de Netflix que amarás o detestarás.

Lo que sin duda soporta toda la trama es la actuación de Noomi Rapace como María y de Hilmir Snæe Guõnason como Ingvar. La primera con varias actuaciones en la pantalla grande (Alien: Covenant-2017, Bright-2017, Close-2019) y el segundo con producciones mucho más locales tales como: The Swan (2017), Fully Vasar (2018), Alma (2021).

Ambos actores soportan la totalidad de la trama con dos excepciones: el hermano de Ingvar, Pétur (interpretado por Björn Hylnur Haraldsson), que llega a la mitad de la obra más o menos, y Ada… el nacimiento que da sentido a toda la película. Además como si fuera poco, los diálogos con muy parcos, estamos ante una pareja que vive en un campo alejado de la civilización y que pareciera conocerse a la perfección por lo que no hay mucho que decirse ya para el momento en que los conocemos.

Es en la actuación de María e Ingvar que uno puede intuir a leguas el estado de tristeza que los embarga, de poca motivación para hacer algo que no sea trabajar, de monotonía casi que pétrea lo cual merece una reconocimiento. Todo esa atmosfera se ve perturbada por un nacimiento, muy pero muy particular y es aquí donde el director genera una atmosfera aun mas inquietante. Uno vive una obra como Lamb en vilo, esperando que algo suceda, porque ese nacimiento no esta bien, algo debe pasar.

Sin embargo, ese desasosiego se ve alargado hasta el hastío, y que solo se adereza con las muchas simbologías que uno puede ver, pero para uno seguir ese rastro de acciones simbólicas requiere atención y quizás ver la obra varias veces.

No voy a decir quien o que es el nacimiento que vuelve la vida de Ingvar y María en una completa felicidad pero al borde del suspenso e incluso el terror, aunque si lo dijera quizás no desmoronaría en nada la trama que pretender plasmar Jóhannsson, porque al final uno entiende que el nacimiento o lo que nace no es lo importante, sino lo que representa y cada quién debe sacar sus propias conclusiones.

También puede interesarte leer: Eternals (Crítica): Una apuesta diferente dentro del Universo Cinematográfico de Marvel en 2021.

Si tuviera que definir el sentido de Lamb, entre varios que pudiera considerar, y por lo tanto, que cada espectador puede tener, es que la vida puede sonreírte con lo que tanto esperas pero debes tener cuidado en las consecuencias que eso puede tener, por mucho que hayas actuado de la mejor manera o tus intenciones sean las mejores, todo tiene sus consecuencias y todo tiene un precio que debes pagar.

Cuando ví esta película, por su trama tan particular y densa nunca consideré que pudiera salir de un grupo muy particular de cinéfilos que se sienten atraídos por obras de estas características. Pero así como un nacimiento muy particular le trabajo consecuencias inesperadas a María e Ingvar en sus vidas, Lamb pareciera traerle un reconocimiento mucho mas grande del esperado a su director siendo catalogada esta obra como una de las mejores del 2021.

Deja tu comentario

Tu Email no será publicado.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no aceptar si lo desea. AceptarLeer más