‘The Haunting of Bly Manor’ y la eterna presencia de la muerte

Esta producción es para quienes estén buscando disfrutar de una buena historia humana que tiene suficientes méritos para ser catalogada como otra muestra más de la época de oro que vive la televisión.

195
¡Atención! Esta reseña no revela elementos fundamentales de la trama de la miniserie.

Hay muchos elementos en común entre la más reciente miniserie de Netflix, The Haunting of Bly Manor y The Haunting of Hill House de 2018. Ambas son producto del mismo creador, Mike Flanagan, quien además escribió el guion de los episodios de ambas miniseries y dirige buena parte de ellos.

Varios de los actores de Hill House aparecen en roles relevantes en Bly Manor. Y finalmente, ambas producciones pertenecen a lo que Netflix ha denominado la Saga “The Haunting”, que por ahora tiene estas dos entradas, pero que seguramente seguirá introduciendo nuevas historias. Hasta allí llegan las similitudes.

Esto es todo lo que nos ofrece ‘The Haunting of Bly Manor’

The Haunting of Bly Manor

No hay ninguna duda que Hill House pertenece al género del terror. A pesar de que en su conclusión termina ocurriendo una reconciliación, desde el inicio y en el camino hasta el final el espectador experimenta el terror que viven sus personajes, con efectivos sobresaltos en cada uno de sus episodios.

Este no es el caso de Bly Manor; ésta es una obra sobre el amor y la muerte.

El amor en todas sus formas: el amor de pareja, el amor prohibido, el amor platónico, el amor paternal y maternal, el amor fraternal, y el amor eterno.

The Haunting of Bly Manor

Pero más importante aún es el tema de la muerte como parte de la vida, no solamente como el desenlace natural del hecho de vivir, si no por el impacto permanente y profundo en aquellos que sobreviven a un ser querido.

También podría interesarte: Las 10 mejores películas de monstruos en lo que va del Siglo XXI

En Bly Manor hay fantasmas, muchos fantasmas, pero su función no es aterrorizar a los vivos al tiempo que a la audiencia; ellos tienen su propia existencia que en ocasiones se cruza con la de aún tienen presencia física.

La producción es uno de los puntos más altos de esta serie de Netflix

La producción es hermosa, donde todo gira mayoritariamente, como es de esperar, en la mansión poblada por los espectros. El guion es sutil, y desarrolla cada uno de los personajes de manera progresiva, para que el producto final sea completo, sin dejar nada por fuera.

Es meritorio que Flanagan decide crear todos sus personajes, principales y de reparto, como seres humanos reales, fundamental motivados por su propia felicidad, que en su búsqueda cometen actos de maldad, pero no por ellos son malos.

También podría interesarte: Enola Holmes: Feminismo bien representado

No cae en lugares comunes del cine y la literatura. Un ejemplo claro ocurre cuando el personaje del niño varón de la serie, luego de la muerte de sus padres es enviado a un internado religioso, y en lugar de ser abusado por los curas y por sus compañeros, le ofrecen consejo y amistad, aunque la historia no le permite aprovecharlo.

Las actuaciones están a la altura de la idea de Mike Flanagan

The Haunting of Bly Manor

En cuanto a las actuaciones, todas aciertan con precisión. Pareciera que los realizadores hubiesen escrito los personajes alrededor de los actores, ya que éstos los encarnan a perfección. Destacan, y de manera notable, las actuaciones de los dos niños alrededor de quienes gira toda la historia, los jóvenes actores Amelie Bea Smith y Benjamin Evan Ainsworth, que en muchas ocasiones les toca la tarea de cargar el peso de la historia y lo hacen de forma impecable.

También podría interesarte: Halloween: las mejores películas de terror en lo que va de este 2020

Quien desee un rato de horror puro y duro, que esté buscando la contradictoria sensación de pavor y una amenaza existencial por algo que en realidad no está ocurriendo, The Haunting of Bly Manor no es la opción correcta. Ésta producción es para quienes estén buscando disfrutar de una buena historia humana que tiene suficientes méritos para ser catalogada como otra muestra más de la época de oro que vive la televisión.

Si aun no la has visto, te dejamos el trailer oficial:

VER EN NETFLIX

Comentarios