Star Wars: Todas las películas de la saga ordenadas de peor a mejor

Te traemos una lista de las peores hasta las mejores películas de la saga.

169

Ordenar las películas de Star Wars de peor a mejor es un ejercicio personalísimo. Esta es una de las sagas más importantes de la historia del cine (para algunos, la más importante) y representa algo sagrado para sus fanáticos.

Cada amante de la serie tiene una perspectiva particular considerando cuándo tuvo su primera experiencia con ella: Star Wars no será lo mismo para quien tiene edad de haber visto la primera película en el cine en 1977 que para un joven que tuvo la oportunidad de aprender sobre los jedis por primera vez con The Force Awakens.

De manera que esta lista, que incluye todas las producciones cinematográficas de La Guerra de las Galaxias, está sujeta a opiniones divergentes, e invitamos a los lectores a dar sus opiniones, favorables o no, en la sección de comentarios.

De manera que acá la lista de todas las películas de Star Wars de la peor a la mejor:

Star Wars: Episodio I – The Phantom Menace (1999)

Objetivamente La Amenaza Fantasma no es la peor de todas, ese «mérito» se lo lleva el Episodio II – La Guerra de los Clones, sin embargo este es el pecado más grande que George Lucas cometió en contra de su propia creación. Jar Jar Binks, los midiclorians y la terrible actuación de Jake Lloyd en el papel de Anakin Skywalker, el personaje más importante de la saga, son solo las principales muestras de este desastre monumental.

El enorme deseo de Lucas de mostrar lo que era capaz de hacer su compañía Industrial Light & Magic (ILM) con imagines generadas por computadora sobrepasó la necesidad de tener una historia en línea con el espíritu de la trilogía original, produciendo un filme sin alma. Lo único rescatable de esta cinta es su villano, Darth Maul (Ray Park), y su espectacular pelea de sables contra Qui-Gon Jinn (Liam Neeson) y Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor).

Star Wars: Episodio II – Attack of the Clones (2002)

Hablando de películas sin almas, nada supera a la vaciedad de El Ataque de los Clones. Por más esfuerzo que uno haga, no hay nada que valga la pena revisitar este filme, y si a Jake Lloyd se le perdona su actuación por su niñez, a Hayden Christensen, quien personifica a Anakin adolescente, no se le puede excusar. No vale la pena invertir mucho tiempo en este episodio.

Solo: a Star Wars Story (2018)

A algún ejecutivo de Hollywood se le ocurrió la brillante idea de hacer una serie de películas basadas en personajes e historia relacionadas con Star Wars, que no siguieran la historia de los Skywalkers. De allí nacen Rogue One y Solo. El detalle está en que pareciera que ese mismo ejecutivo nunca vio las películas originales y por tanto era incapaz de entender que Han Solo y Harrison Ford son el mismo e indivisible individuo.

También podría interesarte: Star Wars: Disney anuncia nuevas fechas para el estreno de la nueva trilogía

Por más encantador que sea Alden Ehrenreich, nunca iba a ser capaz de ocupar el puesto de Ford. A eso se le suma una producción convulsa, con sustitución de directores a mitad de camino, y ni Ron Howard, director de éxitos como Apollo 13 y Rush, fue capaz de componer el entuerto.

Star Wars: Episodio VIII – The Last Jedi (2017)

Ningún episodio de Star Wars genera tanta polarización como El Último Jedi, para algunos de lo mejor de la serie, para otros un gran equívoco. No se puede negar que Rian Johnson, director de estupendos filmes como Looper y Knives Out, intentó dar un enfoque nuevo y distinto a Star Wars con esta película, y sin duda alguna tiene momentos estelares, algunos de los mejores de toda la franquicia.

También podría interesarte: The Bad Batch: es la nueva serie animada de Star Wars exclusiva para Disney+

Pero Luke Skywalker lanzando el sable por el acantilado, Leia flotando en el espacio cual Mary Poppins, todo lo que sucede en la ciudad casino Canto Bight, y los porgs, la hacen detestable.

Star Wars: Episodio IX – The Rise of Skywalker (2019)

La única razón por la cual El Ascenso de Skywalker no está más arriba – o abajo – en esta lista es porque toda la primera hora de este último capítulo de la saga Skywalker se pierde en tratar de arreglar, sin lograrlo, el ultraje creado por El Último Jedi.

Aún así es un cierre de muy baja calidad para una franquicia del nivel de Star Wars. Con algunas secuencias interesantes, tiene muchos más desaciertos que aciertos.

Star Wars: Episodio VI – The Return of the Jedi (1983)

Dirigida por Richard Marquand, bajo la producción de Lucas, la tercera entrega de la trilogía original parece estar más interesada en impulsar la venta de mercadería relacionada con la película que con la historia. Tal vez sin los ewoks, tan infames como Jar Jar Binks y los porgs, la película hubiese estado a la altura de la importancia de la que se suponía la última Star Wars.

También podría interesarte: ‘Star Wars: The High Republic’ es retrasado hasta el 2021

Aún así el filme tiene momentos memorables, particularmente la batalla espacial final que sucede al mismo tiempo que Luke enfrenta su destino.

Star Wars: Episodio III – Revenge of the Sith (2005)

George Lucas se redime con la audiencia luego del catástrofe de las dos películas previas con un filme emocionante, con desenlaces impactantes. Las cuestionables dotes actorales de Hayden Christensen son compensadas por Ewan McGregor, en su mejor interpretación Obi-Wan Kenobi. Unos escenarios impresionantes, con secuencias cautivantes, hacen de esta producción un capítulo valioso para la franquicia.

Star Wars: Episodio VII – The Force Awakens (2015)

Hay quienes afirman, con toda la razón, que El Despertar de la Fuerza es la misma película que el Episodio IV con diferentes personajes, pero eso no descalifica su valía. De hecho, fue una estrategia acertada para conectar a una nueva audiencia con la trilogía original y para reenamorar a los fanáticos decepcionados de las precuelas.

También podría interesarte: Star Wars: Disney+ nos trae la linea de tiempo completa de la franquicia

J.J. Abrams, quien será más recordado por el colosal error que fue el Episodio IX, hace un trabajo eficiente rescatando la esencia de Star Wars, y en cualquier caso todas las carencias de este filme se olvidan en la secuencia final cuando Rey finalmente encuentra a Luke; sencillamente genial.

Rogue One: A Star Wars Story (2016)

Mucho se dice que la producción de Rogue One estuvo plagada de conflictos entre el estudio y su director Gareth Edwards (Monsters y Godzilla); aún así el producto final es excelente. Tal vez el filme con mejor cinematografía de todas las Star Wars, lo hacen el más hermoso visualmente.

Tiene la ventaja que, a diferencia de Solo, sus personajes son absolutamente desconocidos, y su historia está basada en una anécdota narrada en la primera película, de manera que la audiencia conecta con ellos sin ninguna idea preconcebida.

El único pecado de Rogue One, al “revivir” digitalmente a Moff Tarkin, personificado en la primera película por el legendario Peter Cushing, y mostrarnos una joven Leia, pasa al olvido gracias a la sobresaliente escena en la cual Darth Vader aborda la nave de la resistencia para recuperar los planos robados de la Estrella de la Muerte; uno de las mejores momentos de toda la franquicia.

Star Wars: Episodio IV – A New Hope (1977)

Si, no es la mejor de esta lista, no porque le falten méritos para serlo, es porque simplemente El Imperio Contraataca es objetivamente superior.

El Episodio IV marcó la vida de una generación y cambió Hollywood para siempre. Fue un evento cultural que se convirtió en hecho histórico. Salvo por el consagrado Alec Guinness y el antes nombrado Cushing, el resto del reparto y del equipo de producción era un grupo de novatos tratando de contar una historia simpática; no tenían la más remota idea del impacto que iban a generar.

Los personajes son simplemente encantadores, y salvo por Han Solo, que siempre se muestra indiferente y cínico, los demás personajes se dividen claramente entre el bien y el mal. Toda la leyenda de los jedis y la fuerza se convierte en una religión, y la audiencia termina amando tanto a personajes como a objetos ¿Quién no puede adorar al Millenium Falcon?

Star Wars: Episodio V – The Empire Strikes Back (1980)

¿Qué hace mejor a El Imperio Contraataca? La respuesta es sencilla: George Lucas tiene la confianza y el respaldo financiero del éxito la primera película; contrata a Lawrence Kasdan para que redacte el guión y al experimentado Irwin Kreshner para que la dirija, y todo sale a perfección.

Ahora bien, la respuesta puede ser aún más sencilla, se puede resumir en una frase …”yo soy tu padre”… Un filme más oscuro que el primero, en momentos íntimo, particularmente durante el entrenamiento de Luke con Yoda, y en momentos épico, como el inicio en el planeta Hoth, es una obra impecable, que toca las notas precisas en el momento adecuado. Una realización excepcional.

VER STAR WARS EN DISNEY+

Comentarios