Parasite, una obra maestra como crítica social y una genialidad cinematográfica

"Gisaengchung" es su título original en coreano, y se ha convertido en una película que engloba una excelente técnica cinematográfica y un tremendo llamado social.

412

Nacido el 14 de septiembre de 1969 en Corea del Sur, Bong Joon Ho desde muy joven decidió que quería ser cineasta. Es sociólogo, graduado en la Universidad de Yonsei  (universidad que es referida en Parasite). Sin embargo, su pasión de cineasta no fue dejada atrás; en el año 1989 se gradúa y ya en 1990 está filmando muchos cortos en formato de 16mm.

En 1994 ya está dirigiendo su primera película (Barking Dogs Never Bite) que no tuvo gran aceptación. Pero su siguiente film en 2003 (Memories of Murder) ya comienza a generar taquilla y aceptación entre la crítica de su país.

Sus estudios de sociología le han dado una óptica muy particular a la hora de escribir sus películas ya que tienen siempre el tema de las luchas y las diferencias de clases como eje de sus obras, pero sin ser obvio o excesivo. O más que excesivo, invasivo en la trama. Es el espectador el que termina de darse cuenta de que lo que te muestran no es algo trivial o inocente, sino que es una crítica.

El mismo Joon Ho se describe muy bien: “Mi género favorito es el que está dentro de mí. Persigo las historias, imágenes y personas que más me gustan y de ahí sale el género. Normalmente tengo que averiguarlo después de haber hecho la película”

Lo que si pareciera unánime es que con su última película, Parasite (Parásito), con la que se ha ganado 4 Oscars, entre ellas Mejor Película, Mejor Director, Mejor Película Internacional y Mejor Guión Original, además de otros 205 otros y 182 nominaciones, ha llegado a la cúspide de su actual carrera, no solo cuidando la ejecución de un guion impecable, sino acompañándolo con una producción espectacular que potencia y llena de simbología a la película, que como nunca trabaja el tema social.

Parasite como obra

Cuando uno va a ver una película que ha ganado tantos premios, sobre la que hay tanta expectativa, mas aún, después de ganar el Oscar a Mejor Película Extranjera y a Mejor Película, aun siendo hablada en idioma extranjero (lo que ocurría por primera vez en la historia de los Premios de la Academia, así como en la Palma de Oro en el Festival de Canes) es imposible no entrar a la sala y empezar a buscar detalles desde que la sala se oscurece y a la vez sentir miedo de que esto haya sido un premio acomodaticio para la industria, para lograr los objetivos de lo que esta de moda de inclusión a como de lugar, todo políticamente correcto, etc., etc., etc.

Pero en este caso el que uno llegue con las expectativas altas, entre a la sala buscando el más mínimo detalle, lejos de ser un problema es casi que un requisito para ver Parasite. Toda la película esta pensada al mínimo detalle, no hay cabos sueltos, no hay nada dejado al azar. La toma, las posiciones de los elementos, los personajes, todo tiene un por qué.

Pero vayamos por parte, revisemos un poco algunos elementos:

Los personajes: el no tener referencia alguna de estos actores en el cine occidental te deja en un terreno absolutamente movedizo. No sabes si dominan la comicidad, el drama, la acción o son versátiles. Los integrantes de la familia Kim y los de la familia Parks son excepcionales. Si bien tienen rasgos profundamente asiáticos, logran atrapar al público occidental con sus maneras y sus caracterizaciones. Uno no tiene duda de lo que hacen y por qué lo hacen y que además pudieras ser tu o yo.

Kim Ki-Jung junto a su hermanoSin embargo, como toda película hay personajes que despuntan. En un primer momento, para mí, la hija de los Kim: Kim Ki-Jung, caracterizada por So-dam Park va apareciendo como una muchacha que necesita ir de la mano de su hermano, pero que transcurrido un cuarto de la película ya está al mando de todo el plan que la familia Kim tiene. Y es porque muchos de los Kim son actores dentro de la misma película. Si bien es difícil representar a otra persona, debe ser aun más difícil, hacerlo en dos niveles, representar a una persona que a su vez representa a otra. Y así lo hace muy bien So-dam.

También podría interesarte: Mark Ruffalo estaría considerado para protagonizar ‘Parásitos’ de HBO

Pero para mi la estrella, es sin duda, Kang-ho Song que interpreta a Kim Ki-taek el jefe de familia de los Kim. Uno pudiera presumir que casi es un actor secundario cuando arranca la historia. Y de repente te consigues que sobre él van orbitando todos los demás actores. Su carácter pacífico, que a veces pudiera confundirse con tonto, es realmente el de una persona sensitiva a lo que esta pasando, primero a él y luego a su familia, pero lejos de hacerlo blandengue lo eleva y lo transforma hasta el desenlace final. Es como si no se hubiera dado cuenta de lo que pasa y cuando lo hace sencillamente no puede con esa carga y así lo trasmite.

Kang-ho Song

Decir que estos son los personajes principales es faltar a la verdad. Todos tienen actuaciones impecables. Todos logran que los ames y los odies. Todos logran representar, en el transcurso de la película, los estereotipos de los personajes que caracterizan, pero cuando crees que ya encajaron en un estereotipo preconcebido que tienes, el personaje muta y te saca de tu zona de reconocimiento: la hija de los Kim desgarbada pero brillante, el hijo es entusiasta, pícaro, pero también torpe, la madre es consciente de su rol de ama de casa, pero también con ansias de no ser una esclava. Y así cada uno de ellos, van de sus virtudes a sus vicios y nuevamente a sus virtudes.

También podría interesarte: Sonic, se convierte en la película más exitosa de todos los tiempos para una adaptación de un videojuego

Como punto final sobre los actores, dos importantes críticos de cine del New York Times quedaron tan profundamente impresionados con las actuaciones de las actrices en «Parasite» que en su artículo de diciembre de 2019 afirmaron ellas deberían ser las nominadas al Oscar en 2020. Una de los críticos, Manohla Dargis indicaba que a «Mejor Actriz de Reparto», 4 de las 5 nominadas deberían ser para todas las cuatro mujeres de «Parasite». El otro crítico, A.O. Scott pensó que 3 de las actrices de «Parásito» deberían ser nominadas también en la categoría de «Mejor Actriz de Reparto».

La familia Kim

La edición, la iluminación, el montaje y música: no por nada fue nomina a mejor edición de película y diseño de producción en los premios de la Academia. Cambios sutiles de ambiente y de visión de lo que estas viendo, la luz como otra forma de lenguaje a lo que está ocurriendo, una música instrumental que está pensada no para transmitir que estás en Corea sino que pudiera ser cualquier parte del mundo, todo realmente trabajando al detalle para crear el ambiente y la plataforma de los personajes y la historia.

La luz está muy bien definida en los tonos que debe usarse para cada escena y sobre todo, para cada grupo de personajes, quizás solo al final o leyendo una reseña es que uno entiende que lo que sentías no era algo casual sino que definitivamente el director quería que sintieras eso. Y esos tonos de luz juegan un papel primordial sin duda para entender y dar a conocer el mensaje de la película.

El uso de la luz y las escaleras tiene un significado social muy marcado en la película

El uso de las ventanas y las escaleras recuerdan a Alfred Hitchcock, las ventanas como significado de voyeurismo, de espiar a alguien, de estar entrando o viendo a alguien o algo sin permiso. Y las escaleras, igualmente muy presentes en la película tienen un significado de ascenso y descenso para los diferentes personajes, no solo literalmente, sino ascenso y descenso en sus formas de vida.

Ventanas y escaleras

Así mismo, algo tan técnico como la escogencia del ratio de ancho de pantalla (2:35) tuvo que ver con que de este modo permitía acomodar en una toma a la mayor cantidad de miembros de la familia.

Bong Joon Ho estaba particularmente contento con las nominaciones al Oscar por mejor edición y mejor diseño de producción de la película, ya que sentía que los grandes técnicos y maestros que trabajan en la industria cinematográfica coreana estaban siendo reconocidos por primera vez.

Dirección y guion: cuando hablé de 1917 en otro de mis artículos, me refería a que dicha película no contaba nada especial, en el sentido de que estaba narrando un hecho harto conocido en la historia, aunque tenía tiempo relegada en el menú cinematográfico (Primera Guerra Mundial) pero que la forma de contarlo era especialmente novedosa y eso es lo que hacía que la película tuviera una fuerza y un enganche tremendo.

Cuando a través del póster o de la reseña te dicen que Parasite es la historia de dos familias, una pobre y una rica y de como se interrelacionan y además asocias con eso el nombre de la película, uno automáticamente cree saberlo todo. Craso error. Uno no sabe nada de la película. Si bien la forma en que se cuenta la película no es novedoso (no hay planos secuencias, ni grandes efectos especiales, ni narradores en tercera persona, etc.) el tema, los giros, los detalles que adornan la película son increíblemente novedosos. Razón tienen los críticos de preguntarse: ¿qué clase de película es esta?

Parasite
Bong Joon Ho recibiendo la Palma de Oro por Parasite

Sin buscar hacer spoilers, puedo decir que si bien la trama pudiera desembocar en algo que, si lo contara ahorita, pudiera parecer absurdo y dar una idea errónea de lo que es la película, cuando uno está viendo toda la producción y llega a ese punto en donde ya ha transcurrido un poco más de la mitad, en donde entran otros actores aparte de las dos familias, uno lejos de verlo forzado aplaude el giro en la historia. Es increíble como la trama te ha llevado a un punto donde lo que sucede en la pantalla, aunque quizás bizarro, lo consideres posible y peor aún, consideras que pudiera pasarte a ti.

También podría interesarte: ‘Un Buen Día En El Vecindario’: Una maravillosa historia inspiradora

Es como si fuera la típica película de ciencia ficción que habla de la llegada de los marcianos a la tierra y aunque extrañamente no hay grandes efectos especiales, la idea de como llegan los marcianos, y de por qué están aquí y de por qué hacen lo que hacen es especialmente creíble, especialmente novedosa, especialmente cruda. Pero lo más duro es que una vez que tu crees que los marcianos llegaron, ahora llegan también los venusinos y ¿por qué no? Si llegaron unos, pueden llegar los otros. Así es esta película, así es este guion.

La película como crítica social

parasite

No sabría decir que le da más valor a la película, si la obra artística de su hechura o la crítica social. Creo en este momento que ambas cosas se solapan, una hace grande a la otra. Si la película fuera sobre los marcianos como indiqué en el párrafo anterior no tendría tanta fuerza, pero en este caso, el problema que presenta la película no es sobre unos hipotéticos marcianos, es sobre humanos y esos humanos padecen cosas que vemos a diario.

En estos días de tanta manipulación de lado y lado a la hora de tratar un tema social, esta película es un oasis en medio de tanta resequedad de ideas y opiniones. Esta película muestra la realidad de una sociedad coreana, pero como he buscado decir en todo el artículo, no hay nacionalidad predominante, aun cuando uno vea a la familia Kim con rasgos absolutamente asiáticos, así como a la familia Parker tu no dudas de poner tu rostro allí o el de cualquier vecino o familiar.

También podría interesarte: Crítica de Birds Of Prey, la película: Una ofensa a la genialidad del cómic ¡Alerta de spoilers!

Pero, quizás, la columna vertebral de toda la obra es que lejos de señalar los grandes estereotipos: pobres buenos, ricos malos; pobres gafos, ricos astutos; pobres bendecidos, ricos maldecidos y como esos un larguísimo etcétera, la película muestra una realidad. Una realidad donde todos sus protagonistas tienen defectos y virtudes de una manera vívida, acuciosa y real, quizás, demasiado real.

parasite

Todos son buenos, pero es que también todos son malos. Unos se aprovechan de los otros, pero es que también los otros se aprovechan de estos. Voy a poner algunos ejemplos porque creo que no estoy dañando para nada el centro de la película y mas bien puedo ayudar a que se vea la película sin los estereotipos clásicos y así captar las sutilezas de la obra.

Hay una escena donde el chofer habla con el Sr. Parker, y la conversación tiene que ver sobre que la Sra. Parker no se va a poder hacer cargo de las labores del hogar por algo que sucedió y seguramente en 15 días toda la ropa del esposo va a oler mal, y la casa va a estar hecha un desastre, etc. Y pareciera que todo se va a encausar en el tema de una amante como una forma de aliviar la desafortunada situación del Sr. Parker, y aquí es donde la película gira y te da entender que no va a caer en ese cliché, que no se va a ir a buscar ninguna amante, pero que remata además con el Sr. Parker diciendo que ama a su esposa.

También podría interesarte: ‘Batman: The Adventures Continue’, las aventuras de la serie animada continuaran en forma de cómics

Yo esperaba la típica escena de la persona con dinero que le fastidia que su mujer no se ocupe de la casa y eso deriva en que se va a buscar a otra y entonces queda el señor con dinero que tiene poder para tener a varias mujeres a su disposición. Pero no, no toman esa ruta, todo lo contrario, el esposo ama a su esposa y no le importa que no sepa atender la casa en las labores normales que uno espera de una mujer (otro cliché) sino que la persona se sale de allí y da un espaldarazo a que su esposa no tiene porque estar haciendo eso. Y además no lo dice con prepotencia, simplemente no lo sabe hacer y él lo acepta y lo aceptó así desde un principio.

Los Parker

Esa es una muy pequeña muestra de los clichés que la película rompe y que no se conforma con romperlos, sino que muestra que luego que uno supera esos paradigmas hay un verdadero problema que atender, que los paradigmas no nos engañen. Los estudios de sociología de Bong Joon Ho no cayeron en tierra árida.

La simbología es importantísima como forma de contar también el problema social. Lo que para unos representa una bendición, para otros es una maldición y lo que está ocurriendo no es extraño o arrancado por los cabellos, es algo tan normal como una lluvia. Y mostrar las diferencias, que para unos y otros eso tiene (que no son triviales) es muy crudo.

A modo de conclusión

Poster de la película

No puedo dejar de sentirme aliviado que esta película no la utilizaran como una excusa para darle un premio al cine asiático solo por ser políticamente correcta. Hay rumores de que esta película fue usada para dar un espaldarazo en USA al cine coreano y oriental en general, de manera de poder entrar al mercado del entretenimiento asiático, como una vez se intentó en la India, pero que no se logró por las características tan regionalistas que imperan en Bollywood (el Hollywood de Bombay).

Si lo anterior es cierto, si esta película se va utilizar para que el mercado asiático inunde el mercado americano y viceversa, pues bienvenido. Es lo normal, es lo correcto, es lo que pasa cuando uno ve algo de calidad y quiere más; extraño fuera lo contrario e incorrecto hubiera sido conseguirse con una película de segunda siendo nominada y galardonada solo por los negocios. Que el buen arte se premie con buenos negocios me parece extraordinario, no solo negocios con un aire de arte.

Parasite, para mi, tiene 10 puntos de 10. Técnica, interpretación, guión, dirección y al final un contenido social para discutir y mover a la gente, al menos a entender un poco más el mundo y el contexto en el que muchas personas viven.

Comentarios